Calendario Maya

¿Quiénes eran los Mayas y Qué es el Calendario?

La respuesta histórica nos dice que era un pueblo que habitó en América central 631-683 DC.

Pero hay otra respuesta a la misma pregunta y tiene que ver con el tipo de civilización que desarrollaron y especialmente con el legado cultural que nos dejaron.

Hay un misterio detrás de este pueblo antiguo que desapareció alrededor del 830DC, abandonando ciudades majestuosas y dejándonos mensajes que aún se están descifrando.

Su sistema numérico, y sus símbolos nos hablan de una profunda sabiduría y conexión entre el hombre, la Tierra y el Cosmos.

Tzolkin - Calendario MayaSu famoso calendario, el TZOLKIN, es hoy no solo un instrumento para medir el paso del tiempo, sino que es también un calibrador de energías capas de relacionar eras históricas, lecturas astronómicas y astrológicas, llegando puntualmente a cada ser humano para señalarle su destino cósmico.

Es tan perfecto en su desarrollo y tan simple en su interpretación que se convierte en una herramienta eficaz para entender a la humanidad en cualquier escala en que se la intente estudiar.

Sirve para responder a preguntas existenciales como para resolver situaciones de la vida diaria.

Qué tiene que ver mi día de nacimiento con mi propósito en la vida? Cómo se relaciona este propósito con los que nos rodean, familiares o amigos? Cómo puedo hacer para realizarme? Cuál es mi faceta más oculta?

Son algunas de las preguntas que el calendario maya puede ayudarnos a responder.

A medida que uno lo va conociendo y viviendo la conciencia también avanza y hace su trabajo. Va despertando y abriendo puertas hacia nuestro interior, conectándonos más con nuestros poderes y con nuestra intuición, y con potencialidades dormidas, redundando todo esto en nuestros vínculos por supuesto.

A veces nos pasamos años enojados con nosotros mismos o exigiéndonos ser de otra manera y desconocemos nuestra verdadera naturaleza. Sintonizando con los días del calendario maya nos conectamos naturalmente con la energía cósmica y todo fluye como tiene que ser. Lo ideal es conocer la carta natal propia completa que ya más adelante veremos porque elementos está conformada.

El mensajero de estos conocimientos fue José Arguelles que a lo largo de más de 30 años junto a su esposa LLoydine, han logrado unificar junto a otros investigadores e historiadores, y junto a los testimonios, los secretos de la cultura maya. Además han desarrollado un juego que se llama “El encantamiento del sueño” y el “Telektonon”.

El calendario actual es el Gregoriano y lo instauró el Papa Gregorio. Este calendario se basa en 12 meses irregulares, artificiales, enfermizos y mecanizados.

Irregulares porque son meses de 28, 30 y 31 días y a veces 29 divididos en 4 o 5 semanas.

Artificiales porque los nombres de los meses nos hacen referencia a nombres de la cultura Romana, Julio, por Julio César, Agosto por Augustus, desordenados porque Octubre es de ocho y es el mes diez y noviembre es de 9 y es el mes 11 y así nos van creando en la consciencia subliminal una desarmonía y confusión.

Enfermizos porque nos hacen vivir en un ritmo mecánico siguiendo un reloj de 12:60, sin tener en cuenta nuestro reloj biológico y nuestra conexión con los ritmos de la naturaleza.

El calendario Gregoriano surgió como una Encíclica Papal proclamada por Gregorio en el 1572 e implantada entre el 5 y 15 de Octubre del 1582 cuando dicho Papa recortó 10 días del Calendario Juliano y ordenó la versión final del calendario Babilónico.

Usando un círculo mismo de 12 en un plano liso, el reloj se duplicó de 12 a 24 hs. y los grados de 30 a 60 minutos por hora. Cuando se instaura este calendario se rompe el equilibrio entre el yin y el yang quedándonos con un calendario solar, anulando el aspecto lunar o femenino, destacando así lo masculino.

Aquí fue donde el gobierno, la guerra y los impuestos más todos los códigos consumistas destruyeron el ecosistema planetario y esto se fue instalando en las mentes humanas, donde el concepto que “El tiempo es de la mente” paso a ser “El tiempo es dinero”.

Según las investigaciones realizadas, si recuperamos la frecuencia 13:20 en vez de 12:60 recuperaremos el aspecto lunar reestableciendo el equilibrio.

El calendario entonces es Lunar porque hay trece cambios de luna en un año.

Trece lunas que transcurren simultáneamente con el TZOLKIN, el Calendario Sagrado de los Mayas está basado en el código frecuencia 13:20, que significan trece tonos o vibraciones galácticas y 20 Frecuencias Solares que son los Sellos.

Estos trece tonos corresponden a trece Lunas o meses de 28 días perfectos todos iguales, que corresponden al ciclo femenino. 13 x 28 dan 364 días, el día 365 para los Mayas es el día fuera del tiempo, día de ayuno o día de la Tierra, llamado también el día Verde.

A su vez estos trece tonos o lunas están vibrando con nuestras trece articulaciones mayores en nuestro cuerpo y los 20 sellos solares vibran con nuestros 20 dedos de las manos y los pies.

Por lo tanto reemplazar el calendario gregoriano   de 12 meses por el calendario maya de trece lunas es un legado pacífico y creativo que nos permite conectar con nuestros aspectos más esenciales y naturales, para que asi la Humanidad entera reencuentre sus valores.

Usa la conciencia cósmica para comunicar y cooperar para la creación de un mundo mejor.

Cuando sigo el calendario maya comprendo todo lo que me sucede y me encuentro en paz con el universo y todos los que me rodean, comprendo el porque y el para que de los acontecimientos buscando en el calendario el propósito de esos días. Todo en mi vida se vuelve sincrónico, como decía Jung.

El calendario de trece Lunas es el calendario natural de la tierra.

José Arguelles nos decía:

EL TIEMPO ES DE LA MENTE, QUIEN POSEE TU TIEMPO, POSEE TU MENTE.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *