Sello – Viento

sello vientoViento

El Viento, trae el aliento divino que te hace reconocer como un ser espiritual encarnado en la Tierra, y con este aliento la vida tiene lugar aquí. Este aliento da primero vida al cuerpo y después al Espíritu. Es el primer paso de la vida en este planeta.

Con esta energía lo importante va a ser tu propia interiorización, la conexión con tu ser más elevado siempre para recibir la inspiración necesaria para llevar a cabo tu proceso lo más consciente y feliz posible. Aquí la vida te va a poner delante de situaciones y personas con las que vas a tener que fluir, hablar, compartir,… y no importa que idiomas hablen, desde el corazón sólo está el idioma del amor y de la armonía, que es el universal.

El Viento dice: “El camino en la Tierra se hace relacionándote con los demás, sabiendo que el cuerpo es acompañado del Espíritu siempre, desde el nacimiento hasta la iluminación”. Y para esa relación tenemos directamente la “comunicación”.  Hay momentos en la vida en que tú vas a un lugar y no conoces a nadie, pero hay alguien en concreto de los que allí hay que te atrae y sin pensarlo te diriges hacia esa persona para entablar un diálogo, ese es el momento en que has conectado y unificado tu Espíritu y el suyo y ha habido una  conexión previa desde el alma.

Ese es el aliento del Viento que te ha insuflado directamente una energía de reconocimiento hacia ese otro ser y sin pensarlo dos veces te has acercado y le has hablado. La comunicación tiene que ser fluida, hay que sacar y olvidar el que dirán, los miedos, las tristezas, las inseguridades, la torpeza, el sentimiento de inferioridad… así como también el ego, la superioridad, la soberbia,… puesto que se trata de ser lo más equilibrado posible para comunicar-nos desde la más absoluta HUMILDAD.

Lo importante es que sepas que todos los seres humanos somos iguales y que la comunicación con cada uno de ellos desde el respeto tiene la misma calidad. Que no eres ni más ni menos que el otro que eres sencillamente igual, y por eso la relación es siempre abierta y desde el espíritu.  Si eres una persona poco comunicativa, este es el momento para que te conviertas en un ser más sociable y que te sientas capaz de hablar cuando en tu interior gritas una respuesta pero esa voz nunca ha salido al exterior.

Ya es el momento de salir y saber que tienes derecho y el deber de expresar lo que piensas y sientes, que tan sólo  necesitas este pequeño empujoncito del Viento. Si te pones nervioso puedes respirar hondo y sacar de ti todo lo que llevas años y años guardado en tu propio interior y que puede resultar súper-valioso para otros que lo escuchen.  No es de tu agrado acabar una relación de amistad, de pareja, de familia… simplemente por falta de comunicación y de hablar con el otro de esas circunstancias que a ti te molestan y que el otro hace sin saberlo y que nunca te has atrevido a decir.

Saca en estos días la comunicación para poder vivir más libre y de forma más relajada.

 

Esta entrada fue publicada en Sellos Mayas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.