Qué son los Registros Akashicos

Los Registros (o Archivos) Akáshicos son el registro del alma desde que se individualiza retirándose de la fuente hasta que regresa a la misma.

Desde que decidimos experimentar la vida se crea un campo de energía con todas nuestras vivencias, pensamientos, emociones, todo eso es nuestro registro Akáshico, es como la biblioteca del alma donde allí quedan registradas todas nuestras experiencias. También se halla aquí el plan que viene desarrollando y las pautas más convenientes para continuarlo.

Los registros se abren con una oración sagrada, alineándonos con nuestra vibración o de la persona que está recibiendo la lectura, recibiendo a su vez la protección de los Maestros, Guías y Seres Queridos.

Se trabaja en base a preguntas, y esa información contenida en los registros nos ayuda a traer al presente, elementos del pasado o futuro que nos sea necesario conocer para nuestro mejor desarrollo aquí y ahora. Accediendo al registro podemos identificar o liberar cualquier cosa que hayamos creado que se haya convertido en un impedimento para nuestra posibilidad de realizar en esta vida la unificación con Dios. Podemos recibir información de otras vidas o no, de acuerdo a lo que se necesite saber en ese momento.

Podemos explorar el porque de nuestros patrones recurrentes, qué nos motiva a elegir determinadas relaciones, porque reaccionamos de determinada manera, podemos hallar herramientas para accionar en vez de reaccionar ante las situaciones que más nos importan.

La Energía de los registros Akáshicos es a su vez sanadora.

Nos da la libertad de elegir la Gracia y de sobreponernos a cualquier estado ilusorio que hayamos creado para mantenernos en la creencia de que estamos separados del Espíritu o de la Fuente.

Al hablar de sanación, nos referimos a la concientización de una situación dada, que puede ser abordada por una imagen, una parábola ilustrativa o un ejemplo, que sirva para esclarecer la mente, siempre insatisfecha con los acontecimientos y explicaciones a las que puede llegar.

Los Maestros envían las instrucciones que puedan ser asumidas por el lector, y de ninguna manera le enviarán a practicar algo para lo cual no esté preparado. Si alguna vez apareciera algo así lo más apropiado es esperar un tiempo, ya que fuera de la biósfera , el tiempo es irrelevante. Más adelante se podrá comprobar lo fehaciente de la información, si no sucede en el instante presente.

Es una herramienta muy poderosa que está a nuestra disposición en el planeta. Y el resultado del seguimiento de las instrucciones marcará el triunfo deseado por el consultante, aunque en un primer momento no se alcance a percibir la dimensión que se está abriendo ante sí.

No solo es cuestión de Fe sino de madurez para el trabajo.

Esta entrada fue publicada en Registros Akashicos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.