Qué es el cambio

¿Qué significa transformarse?

Un trabajo con lo emocional.

Transformarse tiene que ver con cada día Ser más UNO MISMO.

Parece fácil, ¿no?

Ser más uno mismo, y lo digo así porque no es que uno es uno mismo de golpe, de un día para otro, o por un instante o de vez en cuando.

Ser uno mismo, TRANSFORMARSE en UNO, es un trabajo.

En general estamos bastante alejados de nuestra naturaleza más esencial y hasta a veces la desconocemos por completo. Por eso implica un trabajo, es como parirse a uno mismo siendo adulto. Porque si seguimos siendo Hijos que seguimos con nuestras carencias y demandas y nuestras necesidades de agradar o respondiendo a lo que se espera de nosotros pero si no escuchamos lo que nos pulsa desde nuestro interior, en el silencio de la noche, nunca estaremos conectados con nuestra verdad y mucho menos no podremos expresarnos desde allí sino desde un falso yo, desde una falsa personalidad.

Gurdieff ya nos habló del trabajo sobre si y de la falsa personalidad.

Evolucionar es ir encontrándose más con uno mismo.

Querer ser otro o como los otros es un espejismo. Porque a veces queremos ser como los otros, ya sea porque nos desconocemos, porque no nos valoramos, por inseguridad o simplemente porque no nos damos cuenta!!!

Este trabajo de autoconocimiento y transformación interior no implica que tengamos que cambiar, a veces si algún aspecto, a veces el cambio tiene que ser no querer cambiarse, porque no nos aceptamos. Así que hay que ver, el trabajo puede ser aceptarse, eso ya es un trabajo personal para el cual hay que verse! Conocerse, re- conocerse!

Cualquiera sea la transformación que queramos realizar nos va a movilizar las emociones, y a veces les tememos. En este año de la tormenta habrá emociones fuertes, pero son ellas las que nos permiten vernos, darnos cuenta de cosas más profundas de nosotros mismos y son las emociones lo que nos conecta con los demás, lo que nos “humaniza”. A veces, en broma, cuando a alguien parece que nunca le pasa nada decimos que no parece humano.

El mundo emocional nos permite estar en el mundo.

Si le tenemos miedo a nuestras emociones más fuertes o a la energía del enojo, que es humano, podemos canalizarlas a todas ellas con el arte, o con alguna actividad física de expresión, con creatividad. Las emociones son también lo que en realidad no llevan a “mover”, a hacer, a concretar acciones para realizar nuestra propia transformación.

Si uno no canaliza las emociones las llevamos al cuerpo y podemos enfermarnos, por eso más que miedo hay que tomarlas, verlas, aceptarlas, aunque no nos agraden y hacer algo con ellas, algo creativo. La ira o el enojo se transforman en VOLUNTAD.

Canalizar estos procesos LIMPIA! Pero la energía de la tormenta también agudiza las contradicciones, por eso es importante estar más atentos. Y tener más claro que es lo que voy a decir a cerca de mis cambios, a la hora de comunicarlos.

La sombra en este caso es creerse que las cosas son únicamente como uno cree, entonces así nunca cambiaremos nada.

Los invito entonces en estos días, y para tenerlo en cuenta durante todo este año maya de la tormenta, pensar y elegir, qué es lo que quiero trasformar?

¡¡¡Que no se nos pase la oportunidad o el año, sin habernos transformado en nada!!!

Esta entrada fue publicada en Calendario Maya, Oraculo Maya y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.