Fin del Año Maya

Año Nuevo Maya

Estamos viviendo un nuevo cierre de ciclo, terminando el Año Maya de la Luna.

Seguramente habrá sido movidito para todos nosotros en cuanto a lo emocional y si le prestamos atención nos ha llevado a descubrir aspectos de nuestro ser y de nuestra personalidad que nos han hecho crecer.
¡¡¡Cuántas cosas han pasado!!!

Meditando un poquito…vino a mi mente esa frase que ya conocemos,

“…el que tiene tu tiempo tiene tu mente…”

Y durante muchos años me pregunté y accioné, en la medida que pude, en prestar atención a qué o a quién le estaba dedicando mi tiempo.
Surgía la pregunta que en los días, Onda Encantada del Humano, vuelve a mi…
(Ya comenzamos la Serpiente, para tomar fuerzas).

¿Qué/quién quiero Ser?

Durante esos años, detectaba como le otorgaba mi poder personal a otras personas, luego pasé a intentar empoderarme y ahora siento que en esta Era Acuariana, ya no tienen mucho sentidos todos esas cuestiones o rollos.
Ya no me preocupan demasiado, la razón, ni el poder. Me importa el Amor.
La ley, por así llamarla, que siempre ha estado presente en mi vida y en todo lo que subyace, el Amor, se manifiesta de manera impredecible, inesperada, con sentires y conceptos que van más allá de lo que yo creía que era.
Descubrí que hay un Amor teórico, y otro que se ACCIONA.
DAR mi tiempo con Amor a otros implica DAR mi mente, entregar esta mente racional, insegura, que siempre busca explicaciones y teorías, que juzga y se juzga. Entregar esta mente, entregando mi tiempo para brindar un servicio, es lo que estoy buscando y en lo cotidiano atenta a accionarlo.
Entregar y ofertar a la Mente Superior.

Solo la acción nos transforma.
“Da tu tiempo y entrega tu Mente”

Esta entrada fue publicada en Oraculo Maya. Guarda el enlace permanente.