El Espejo

¿Cuál es el propósito?

En estos días, en que viviremos la energía del espejo es una oportunidad para ver la verdad, para contemplar la parte que nos falta, porque ya se está dispuesto y se tiene el coraje de ver las partes que estuvimos esquivando.

Te proporciona el don de la percepción para que uses, en este proceso de conocer el mundo, a las personas y situaciones que te rodean como espejos en los cuales te ves reflejado.

Se trata de ser consciente de lo que los demás te muestran.

Probar dejar ir las cosas y asumir el punto de vista del otro, y ponerse del otro lado del espejo. El juzgar y el aceptar son las dos caras del espejo. La aceptación de lo que uno ve de uno en los otros te da el poder de liberar y perdonar. Y esto es lo que te trae la clara imagen de lo que en verdad eres. Cortando la ilusión que crea la proyección encuentras la verdad.

Es el espejo quien con su magia te ayudará a cortar las sombras que no dejan ver la realidad. Esta espada de la realidad que enfrenta las sombras es la claridad diáfana contra la oscuridad absoluta que a veces no logras ver. Estas ante algo nuevo lo que nos da nuestra imagen en un espejo, tiempo de realidades, de descubrimientos, de visiones hechas verdad. Es la VERDAD tal cual es, nada es bueno ni malo ante el espejo, ni siquiera correcto o incorrecto, tendrás que enfrentar los asuntos inconclusos ya que solo reflejan lo que es, sea esto verdad o ilusión. Podrá suceder que muy posiblemente no te guste esa imagen, pues puedes cambiarla, hazla agradable ante tus ojos viendo todo tal cual es. El Espejo es la purificación, la piedra esmeril que afila la espada para ofrecer su don: El poder del perdón. Deberás cortar todo lo que no sirve con la luz que irradia esa espada. Como Neptuno es su planeta gobernante, trae brumas, desconcierto, y es un disolvente de fronteras lo que hace que se esfume lo que nos separa de los demás, pero el que nos hace vivir en el reino del mundo espiritual y actuar con un corazón universal. Es esta energía el sinfín multiplicado hacia el infinito donde mora Dios. Esto quiere decir que este trabajo no se termina nunca, no es que lo hice una vez y ya está, ya lo aprendí. Es un mecanismo que hay que aplicarlo una y otra vez eternamente para encontrar la verdad de tu misma a cada momento, en cada persona o situación.

Acción: Reflejar

Poder: Sinfín, conectarte con el presente.

Esencia: Orden

La sabiduría de la sombra:

Las sombras reflejadas en el espejo parecen tan reales que a veces puede confundirte o hacerte sentir que no podes cambiar las cosas. Entonces aparece la tendencia a no hacerse cargo, a ver las cosas desde afuera, llegando a culpar a los demás por lo que sucede. Hay que animarse a contemplar esta sombra y a mirar la sabiduría que te trae.

Este sello te trae la espada del discernimiento, para que trascendiendo el ego, perdones y transformes. Lo que se te aparece en el espejo es lo que más estás necesitando en ese momento para crecer.

Puedes estudiar con una lupa tus enjuiciamientos, resentimientos y reacciones hacia algo o hacia alguien, ver el regalo de ese espejo para que con claridad puedas podar la maraña de tu mente reconociendo la verdad.

Ábrete a tu esencia, ella puede ver los regalos de la sombra para ver los problemas como oportunidades guiándote a una posición fluida donde no existen los opuestos.

El trabajo del espejo encierra el desafío de la entrega del libre albedrío y el auto sacrificio del ego, para, humildemente convertirse en servidores de la luz y de la verdad.

Esta entrada fue publicada en Calendario Maya, Oraculo Maya y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.